lunes, 22 de octubre de 2012

DE BODA EN BOGA: Guillermo de Luxemburgo y Stéphanie

LA BODA DE GUILLERMO DE LUXEMBURGO Y STÉPHANIE LANNOY


Conoce todos los detalles de esta boda real


No te pierdas los 10 aciertos de esta boda


null



EL COMPROMISO REAL


Era el día 27 abril de 2012 cuando Los Grandes Duques de Luxemburgo, Enrique y María Teresa, hacían oficial el compromiso del Príncipe Guillermo con Stéphanie de Lannoy una recepción en el Palacio Ducal. La fecha elegida para el enlace fue el 20 de octubre de 2012, 6 meses después del anuncio oficial.








LOS NOVIOS


            null      null

El Príncipe Guillermo de Luxemburgo es el hijo mayor de los Grandes Duques y nació el 11 de noviembre de 1981. Fue declarado oficialmente Heredero al Gran Ducado el 18 de diciembre del año 2000.

Ella, la Condesa Stéphanie de Lannoy nació el 18 de febrero de 1984 en Bélgica.



EL ENLACE CIVIL: 19 DE OCTUBRE DE 2012

La boda civil se celebró el pasado viernes 19 en el salón de Plenos del Ayuntamiento de la capital luxemburguesa. 

null

Stéphanie lució un conjunto de Chanel compuesto por una chaqueta y falda en tejido "tweed" en tono marfil, que combinó con unos zapatos y bolso de la misma firma en tonos plateados. 




LA CENA DE GALA PREVIA A LA BODA RELIGIOSA 19 OCTUBRE

Tan sólo tres horas después de la celebración del enlace civil entre el Gran Duque heredero y Stéphanie, en el Palacio Ducal tuvo lugar una cena de gala, como es costumbre entre la realeza europea. Reyes, reinas, príncipes y princesas europeos, así como representantes reales de países como Marruecos, Japón o Jordania eran parte de los 350 invitados a la misma.

  null  

La ya esposa del Príncipe Guillermo vestía en esta ocasión una creación del modisto libanés Elie Saab: un elegante vestido de gala  en tonos grises con pedrería, con un original escote en forma de abanico y apertura en la espalda. Adornó su cabello con una magnífica tiara

null   null

null  

                            null null



Los grandes ausentes fueron los Príncipes de Asturias. Una ausencia más que llamativa pues la gran mayoría de los royals europeos se encontraban ahí y casi todas las casas reales estaban contaban con representación: la familia real belga al completo con Matilde y Felipe de Bélgica, Victoria y Daniel de Suecia, Mette-Marit y Haakon de Noruega, Marta Luisa de Noruega y Hari Behn, Federico y Mary de Dinamarca, Lalla Salma de Marruecos, Pavlos y Marie-Chantal de Grecia, Máxima y Guillermo de Holanda, Carolina de Mónaco, Emanuel Filiberto de Saboya...

“Esta mañana, la princesa tenía un acto en Toledo que ha terminado a mediodía. Por su parte, el príncipe tenía que trabajar también. Han salido de Zarzuela cuando ya era de noche. No les resultaba compatible acudir a la cena del viernes. No podían estar desde el principio de los festejos hasta al final y decidieron acudir únicamente a la ceremonia en la catedral y al banquete posterior, es decir, los actos centrales. No es lo mismo ir desde Bruselas, por ejemplo, que desde Madrid”, argumentan desde el departamento de prensa de Casa Real para justificar este hecho. 



LA GRAN BODA REAL: 20 DE OCTUBRE DE 2012

"Nuestra boda es un evento internacional, lo que significa que es una buena excusa para mostrar el lado festivo de Luxemburgo", comentaba hace unos días el Guillermo de Luxemburgo. Y así ha sido. 

Guillermo y Stéphanie, los ya príncipes de Luxemburgo, se han dado el sí quiero en la Catedral de Nuestra Señora de la capital. 

El Príncipe Guillermo de Luxemburgo llegó del brazo de su madre, la Gran Duquesa María Teresa, que optó por un vestido en tonos anaranjados firmado por Natan y con un original tocado de Fabienne Delvigneespecialista en la fabricación de sombreros de haute couture desde 1987 ( Matilde, Paola y Claire de Bélgica, y Máxima de Holanda también han confiado sus tocados a esta diseñadora). Guillermo, de uniforme militar, ha llegado al altar por la misma alfombra roja que recorrieron sus padres, Enrique y María Teresa, Grandes Duques de Luxemburgo en su enlace en 1981.

null

Tan sólo diez minutos después de la llegada el novio, Stéphanie Lannoy llegaba al citado lugar. La princesa entró a la catedral de la mano de su hermano mayor y heredero al título de Conde de Lannoy, Jehan, y nada más llegar al altar besó a su padre.



null

null


Los príncipes de Luxemburgo se dan el 'sí, quiero'

Stéphanie eligió, al igual que en la cena de gala del día anterior) un diseño de Elie Saab realizado especialmente para ella. El vestido de corte princesa (y nunca mejor dicho..), de encaje, de color marfil, bordado con hilo plateado, manga tres cuartos de encaje también y un velo de tul de seda bordado con hilo de oro. 

Para elaborar su vestido de novia se necesitaron 3.200 horas de trabajo para los bordados y 700 horas de costura. Diez costureras y quince bordadoras trabajaron sin descanso para su realización. Entre los diferentes tejidos que el diseñador utilizó, se encuentran 50 metros de encaje Chantilly, 40 metros de encaje de Calais, 30 metros de organza, 70 metros de tul, crêpe de seda y 15 metros de tul de seda para el velo.


null




El velo se recogía en una finísima diadema familiar que ya ha sido llevada por sus hermanas y sus cuñadas en el día de su matrimonio. La tiara se compone de 270 brillantes insertados en platino y está coronada en el centro con un diamante en forma de pera invertida. Una docena de brillantes lucen como botones en sinuosas espirales. Los contornos de las formas dibujadas por la disposición de las piedras se subrayan con una fina y elegante línea de platino. 

null
            La Maison Lachaume, maestros floristas desde 1845 en París, ha sido la encargada de realizar el llamativo ramo de novia con orquídeas blancas de la Princesa Stéphanie para su gran día.
          

null



Una vez en el exterior del templo, se lanzaron 101 salvas con intervalos de 10 segundos y tras ello la pareja  abandonó la catedral en el mismo coche en el que ha llegado la princesa, un automóvil Daimler DS 420 de color azul, comprado por la Familia Gran Ducal en 1988 y decorado con flores para la ocasión.

El recorrido hasta el Palacio Gran Ducal fue breve, pero muy intenso, pues el coche avanzaba lentamente por las calles aledañas para que los novios pudieran saludar a todos los conciudadanos postrados en sus calles desde primeras horas de la mañana.

null



  

Foto Oficial

FOTOGRAFÍA OFICIAL DEL ENLACE

De izquierda a derecha y en primera fila: La reina Fabiola de Bélgica, el gran duque Juan, la gran duquesa María Teresa, los príncipes de Luxemburgo Guillermo y Stéphanie, el gran duque Enrique, el padre de la princesa, Philippe Lannoy. En la segunda fila: Hans- Adam de Liechtenstein y la princesa María, la reina Silvia de Suecia, los reyes Harald y Sonia de Noruega, el príncipe Henrik y la reina Margarita de Dinamarca, la reina Beatriz de Holanda, los reyes Alberto y Paola de Bélgica y Lalla Salma de Marruecos. En tercera fila: El príncipe Hassan y la princesa Sarvath de Jordania, los príncipes de Asturias, el príncipe Naruhito de Japón, los condes de Wessex, la princesa Carolina de Mónaco, los príncipes Guillermo y Máxima de Holanda y el príncipe Sheikh Mohammed Bin Rashid de Arabia Saudí. En cuarta fila: Los reyes Ana María y Constantino de Grecia, Mary y Federico de Dinamarca, Matilde y Felipe de Bélgica, los príncipes Mette-Marit y Haakon de Noruega, los príncipes Victoria y Daniel de Suecia, los reyes Margarita y Simeón de Bulgaria. En quinta fila: El príncipe Radu y la princesa Margarita de Rumania, los príncipes Tessy y Luis, la princesa Alejandra, el príncipe Félix y el príncipe Sebastián 



LOS INVITADOS AL ENLACE REAL

Esta es la lista de invitados de las casas reales que han acudido al enlace de Guillermo y Stéphanie:

- Su alteza real, la princesa Lalla Salma du Maroc
- Sus majestades, el rey y la reina de Bélgica
- Sus majestades, el rey y la reina de Noruega
- Sus altezas el príncipe regente y la princesa de Liechtenstein
- Su majestad, la reina de los Países Bajos
- Su majestad, la reina de Suecia
- Su majestad, la reina de Dinamarca y su alteza real, el príncipe consorte
- Sus altezas reales, el príncipe heredero Federico y la princesa heredera Mary de Dinamarca
- Sus altezas reales, la princesa heredera y el príncipe Daniel de Suecia
- Sus altezas reales, el príncipe y la princesa de Asturias, Felipe y Letizia de España.
- Sus altezas, el príncipe de Orange y la princesa Máxima de los Países Bajos
- Su alteza, el príncipe heredero de Japón
- Sus altezas reales, el príncipe  Haakon y la princesa heredera Mette-Marit de Noruega
- Sus altezas reales, el duque y la duquesa de Brabante
- Su alteza real la princesa Marta Luisa y el señor Ari Behn, de Noruega
- Su alteza real, el príncipe Felipe de Suecia
- Sus altezas reales, el príncipe Laurent y la princesa Claire de Bélgica
- Sus altezas reales, la princesa Astrid y el príncipe Lorenzo de Bélgica
- Sus altezas reales, el príncipe Rashid y la princesa Zeina de Jordania
- Sus altezas reales, la princesa heredera y el príncipe Radu de Rumania 
- Su alteza real, la princesa de Hanover: Carolina de Mónaco
- Sus altezas reales, el príncipe Hassan y la princesa Sarvath de Jordania
- Sus altezas reales, el príncipe Eduardo y la princesa Sofía de Wessex, de Inglaterra
- Sus majestades, el rey Constantino y la reina Ana María de Grecia
- Sus majestades, el rey y la reina de Bulgaria


null


null



DOÑA LETIZIA

Ausentes el día previo del enlace religioso, era la cuarta boda real a la que Doña Letizia asistía de las cinco que se han celebrado en los últimos años (la primera fue la de Federico y Mary de Dinamarca, pocos meses antes de su boda con el Príncipe y que supuso su presentación oficial a la realeza europea; la segunda la de Victoria de Suecia y Daniel; la tercera la del Príncipe Guillermo de Inglaterra con Catalina. Hay que recordar que no hubo representación española en la boda de Alberto de Mónaco con Charlene). 

null


La Princesa Letizia eligió para esta boda un conjunto de vestido en color ciruela y abrigo en guipur en tono rosa palo, con flores, bordado con perlas barrocas y cristal, obra de su diseñador cabecera Felipe Varela. El pelo lo llevaba recogido con un moño bajo y el maquillaje era en tonos muy suaves. Además, la Príncesa adornó su conjunto una pamela también en rosa de los diseñadores vallisoletanos Pablo y Mayaya, que ya le hicieron el sombrero que lució en la boda de los Duques de Cambridge. 

El Príncipe Felipe, por su parte, lució uniforme militar.


Fuente y Fotos: Hola.com y Vanitatis.com


---------------

Si quieres saber más...

-----------



En Bodas de Hoy nos gustan, los encantan, nos fascinan las bodas reales. Desde la creación del blog en agosto de 2012 no habíamos tenido la oportunidad de contaros ninguna de ellas. Así que ésta es la primera boda que analizamos. 


Los 10 aciertos en la boda real de Luxemburgo



1 El monograma de la boda, formado por las iniciales superpuestas de los novios: una G en azul y una S en color naranja, en alusión a los colores nacionales de Luxemburgo y Bélgica.


2 El anillo de compromiso: un diamante en talla esmeralda con brillantes.

Stephanie de Lannoy null


3 La elección de vestuario de Stéphanie tanto para la ceremonia civil como para la cena de gala. Chanel y Elie Saab son apuestas seguras en este tipo de eventos. Felicidades al estilista. 

4 El vestido color nude de Marie-Chantal en la cena de gala, al que adornó con un cinturón dorado. Tendencia total. Ella tan elegante y distinguida como nos tiene acostumbrados. ¡Guapísima!

Las palabras tan cariñosas que el Gran Duque Enrique dedicó a su hijo y a su nuera en la cena de Gala.

6 El lugar elegido para el enlace: la Catedral de Nuestra Señora, de Luxemburgo. Imponente ejemplo arquitectónico del estilo gótico tardío en el país y el mismo lugar donde Enrique y María Teresa se casaron. Bonito guiño a los Grandes Duques.



La música de Mozart que la orquesta y el organista interpretan en la Catedral mientras los invitados llegan y ocupan sus asientos, entre las que se encuentra Fantasía en Fa menor.

La manga francesa del vestido de novia de Stéphanie, acorde con la estación en la que estamos. Nos encanta ver cómo cada vez más novias apuestan por vestidos con manga larga o 3/4. 

El vestido peplum y en tono burgundy o borgoña de Mary de Dinamarca. ¿Es posible combinar mejor dos de las tendencias de esta temporada?

10 El 10 es para la Princesa de Asturias: un 10 por apostar una vez más por la moda española para un evento fuera de nuestras fronteras (aunque nos gustaría que cambiara alguna vez de diseñador...) y la elección de Pablo Y Mayaya para su sombrero.



¿Qué os ha parecido esta boda?

¿Verdad que es una boda de cuento?




Puedes seguirnos en Twitter @Bodasdehoy, en Bloglovin  y en Pinterest



1 comentario:

¡Muchas gracias por tu comentario!

Blogging tips